Seleccionar página

Os presento mi última obra terminada, que se expondrá  en la siguiente muestra que llevo  un tiempo preparando.

Se titula Ecos nocturnos.

Es una vista de la torre de la Seo desde la Plaza de Santa Marta de Zaragoza.

Le he puesto este título porque mientras capturaba esta imagen, iba oyendo los ecos de los pasos y susurros de una pareja  que aparecía por el callejón del fondo.

Fue un momento mágico que quise congelar en el tiempo y del que he podido disfrutar pincelada a pincelada .Espero que lo podáis disfrutar también.

El formato es poco convencional, tiene 120 cm de largo por 35 cm de ancho,  pero la imagen la tenía que abocinar y concentrarla al máximo para poder provocar esa sensación de eco que produce un callejón angosto en el silencio de la noche.

Este cuadro es una de esas obras que cuando te desprendes de ellas te queda un cierto vacío. No  en todas las obras sucede esto. Este es el duende que algunas obras tienen.

Os muestro algunos pasos del proceso que recogí con el móvil.

Espero que os guste.

Agradeceré vuestros comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This
UA-108267315-1